Se busca comunicador para el desarrollo

Hasta ahora en mis anteriores entradas casi siempre he nombrado la poca importancia que las ONGs dan a la comunicación. En este post, sin embargo, me gustaría dar la vuelta a la tortilla y ponerme en el lugar de aquellos directivos o coordinadores de ONGs que se lamentan de los pocos profesionales de la comunicación que encajan dentro del perfil de una organización social.

Y es que la comunicación tradicional que se estudia en las Universidades va en busca del titular rimbombante, utilizar los “elementos noticiosos” como criterio de difusión de las noticias, poniendo en primera plana siempre a los mismos, y practicar una información unidireccional y asimétrica que va del emisor a la audiencia sin intención de recibir feedback o cambiar el juego de poderes pre-establecido.

Ahora, gracias en parte a las redes sociales que permiten la respuesta inmediata de la audiencia y a nuevas tendencias de comunicación, este patrón está cambiando. Y en consonancia el perfil que buscan las ONGs para su comunicador no es un periodista sin más, sino un comunicador para el desarrollo. Pero ¿qué es la comunicación para el desarrollo?

Como todo en las ciencias sociales, no hay una única definición para las nuevas tendencias sino tantas como eruditos que estudian el tema. Sobre todo  hay discrepancia en si este tipo de comunicación parte y se dirige a los países en vías de desarrollo, o es patrón que se puede dar también de norte a sur. Sea como sea, todos parecen estar de acuerdo en que la comunicación para el desarrollo tiene como finalidad contribuir a los procesos de desarrollo e impulsar nuevos, que busca el cambio social, que parte desde abajo, que busca la participación activa y el intercambio de experiencias.

He aquí el concepto según la FAO (el Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), en mi opinión muy acertado:

La Comunicación para el desarrollo es un proceso social que se basa en el diálogo en el que se usa una amplia gama de instrumentos y métodos. La comunicación para el desarrollo está tratando de encontrar cambios a diferentes niveles que incluyen escuchar, establecer confianza, intercambiar conocimientos y destrezas, crear políticas, debatir y aprender para el cambio sostenido y significativo.

El proceso va más allá de la difusión de información para facilitar la participación activa y el diálogo de las partes interesadas. Esto destaca la importancia de fomentar el conocimiento, las dimensiones culturales del desarrollo, los conocimientos locales, el aprendizaje experimental, el intercambio de información y la participación activa de las personas rurales y de las otras partes interesadas en la toma de decisiones.

Reportajes o documentales sociales, organización de talleres de intercambio de experiencias, redacción de manuales, trabajo de incidencia … la labor del comunicador en algunos casos se parecerá a  la de un facilitador que pondrá las bases para que se puedean dar procesos comunicativos entre partes interesadas que velen por el desarrollo de una comunidad o pueblo.

La Universidad desde luego no enseña nada de esto, sin emargo, con un alto grado de sensibilización social, no creo que haya periodista que no pueda desarrollar esta labor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s